Log Evenflo
  
  
  

Salud

Tipos de parto

Tipos de parto

Cuando tu bebé está a punto de nacer se acerca la hora de elegir el tipo de parto, pero la decisión depende de muchos factores. Por ello te contamos las características de los principales tipos de parto, que puedes tomar en cuenta al momento de decidir junto con tu médico, la forma en que quieres que tu bebé nazca.

• Parto vaginal. Este tipo de parto te permitirá recuperarte con mayor rapidez permitiendo una rápida reintegración a muchas actividades de la vida cotidiana. El parto es acompañado del monitoreo de tu bebé y puedes tomar decisiones respecto a los medicamentos y anestesia que te administren. Durante el mismo, se realiza esfuerzo físico por la contracción del útero, lo que te hace perder líquidos. Por ello es importante mantenerte bien hidratada con suero, lo que ayudará a que el trabajo de parto tenga menor duración.
Puedes solicitar que te administren anestesia epidural, lo cual tiene sus pros y contras. La ventaja evidente es que te ayudará a aliviar el dolor, pero ello también te sentir las contracciones y responder al deseo de pujar. En algunas ocasiones también se administran medicamentos para romper la bolsa de aguas, lo cual puede provocarte contracciones más fuertes que faciliten la salida del bebé. En aquellos casos en los que la de la bolsa se rompe sin uso de medicamentos, el líquido amortigua la salida de tu bebé ayudando a que este proceso sea menos doloroso.
• Parto Vaginal Asistido. También es llamado Parto Instrumentado Vaginal. Es una alternativa que permite acortar el tiempo de duración del parto vaginal. En este parto se utiliza fórceps o extracción al vacío. Se elige cuando se tiene dudas respecto al patrón de la frecuencia cardiaca del bebé, cuando la madre se encuentra muy fatigada por un parto vaginal prolongado, o bien cuando existe alguna condición de salud de la mamá que limite su capacidad de pujar.
• Cesárea. Para algunas madres, realizar una intervención quirúrgica evita largas horas de espera del proceso de parto. En la cesárea se disminuye riesgos presentes en el parto vaginal o vaginal asistido como: lesiones en vagina, perineo, ano, disfunciones sexuales y afectación en la salud del bebé. Algunas mujeres deciden por la cesárea debido al temor al dolor, mientras que para otras es poco atractivo debido a la cicatriz que queda después de la misma. En comparación con el parto normal, el tiempo de recuperación tras la cesárea es mayor.
• Parto en Agua. Este parto se realiza en una bañera esterilizada, y debes estar sumergida hasta el pecho. La temperatura máxima del agua es de 37ºC. Durante la misma también se realiza un monitoreo de tu bebé. Este tipo de parto ha sido asociado a mayor relajación de los músculos, lo que disminuye la necesidad de anestesia para mamá. En algunas ocasiones espera dentro de la bañera o piscina solo mientras ocurre la dilatación, pero en otros casos espera hasta la expulsión del bebé dentro del agua. Realizar la expulsión fuera del agua evita el riesgo de inspiración de agua y disminuye el riesgo de infecciones del cordón umbilical, así como de una tracción indebida del mismo.
• Parto Leboyer. Este tipo de parto, también conocido como parto sin violencia, se caracteriza por el contacto piel con piel entre madre y bebé, y también en la espera al corte del cordón umbilical. Es una práctica ancestral que en la que originalmente, la compresión del cordón umbilical se realizaba entre el minuto 1 a 3 del nacimiento. En la actualidad se realiza entre 10 a 15 segundos después del nacimiento debido a que la espera beneficia el suministro de hierro que los recién nacidos tienen. Así reciben una pequeña transfusión de sangre de la placenta, mediante la cual obtienen un suministro adicional de este mineral. Contar con una buena reserva de hierro disminuye el riesgo de anemia, previene infecciones y brinda las condiciones para un buen desarrollo cognitivo de tu bebé. Con respecto al contacto piel con piel, en este tipo de parto el bebé es colocado en el vientre materno, lo que le ayuda a mantener la temperatura que su cuerpo necesita. También promueve la formación del vínculo entre tu bebé y tú.

Cada tipo de parto tiene sus propias características. Platica con tu médico para identificar el parto que más les conviene. Algunas mamás sugieren realizar combinaciones de técnicas por ejemplo durante el parto natural vaginal piden que el bebé sea colocado sobre su vientre como se indica en el parto Leboyer. La viabilidad de tales combinaciones podrás conocerla en la charla que tengas con tu ginecobstetra.

Fuentes:
• Besio R M (1999) Cesárea versus parto vaginal. Una perspectivaética Cesarean section and vaginal delivery. An ethical perspective. Rev méd Chile 127(9).
• Ceriani-Cernadas JM, Carroli G, Pellegrini L, Otao L, Ferreira M, Ricci C, Casas O, Giordano D, Lardizábal J (2006) The effect of timing of cord coamping on neonatal venous hematocrit values and clinical outcomes term: a randomized controlled trial; PEDIATRICS 117(4):e779-e786
• Cluett RE, Burns E (2014) Immersion in water in labour and birth; Cochrane Database Syst Rev. (2): CD000111.doi:10.1002/14651858.CD000111.pub3.
• Dawood F, Dowswell T, Quenby S  (2013) Intravenous fluids for reducing the duration of labour in low risk nulliparous women. Cochrane Database of Systematic Reviews 6 Art No.LCD007715. doi: 10.1002/14651858.CD007715.pub2
• The American College of Obstetricians and Gynecologist (2018, enero). La atención durante el trabajo de parto, el parto y postparto.   Recuperado el 20 de enero del 2018 en https://www.acog.org/Patients/Search-Patient-Education-Pamphlets-Spanish/Files/Parto-vaginal-asistido

También te puede interesar