ARTÍCULOS

ARTÍCULOS

Salud

Sueño seguro

Sueño seguro (Prevención de la muerte de cuna)

Mantener seguro a tu bebé en todo momento es una de tus prioridades. Por ello, la Asociación Americana de Pediatría ha anunciado algunas pautas para cuidar del sueño de tu bebé, previniendo el riesgo de muerte de cuna. Las pautas para lograrlo son las siguientes:

Fomenta el contacto piel con piel. Desde que ha nacido, mantener el contacto con tu piel es muy importante para regular su temperatura y ritmo de respiración. Esta práctica puedes continuarla en casa solo cuando estés segura de que te mantendrás despierta.

Recuéstalo boca arriba. En esta posición sus vías respiratorias están libres para recibir oxígeno. Al colocarlo del lado, tu bebé podría girar quedando boca abajo, incrementando el riesgo de asfixia.

Duerman en la misma habitación. Al colocar la cuna de tu bebé junto a tu cama, estás disponible para cuidarlo cuando lo necesite. Podrás regresarlo a la posición boca arriba en caso de que se gire. La recomendación de la AAP es realizarlo al menos los primeros seis meses de vida, aunque señalan que lo ideal es extenderlo hasta que haya cumplido un año.

Elige una cuna que cubra con los más amplios estándares de calidad. Las cunas antiguas no cuentan con características de seguridad como mantener una distancia menor a dos dedos entre el colchón y las barras. En el caso de cunas de reuso, pueden tener piezas sueltas que conlleven riesgos para tu bebé. Podría atragantarse llevando tales piezas a la boca, o bien quedar atrapado entre espacios de la cuna si algunas de estas partes se encuentran dañadas. Una opción segura, altamente confiable y que te será de gran utilidad si te vas de viaje o de visita a casa de algún familiar, es la Cuna Nappi de Evenflo. Ésta cumple con los más altos estándares de calidad y cuenta con tres etapas de uso ideal para el crecimiento de tu bebé: cuna, corral y mecedora; para usarse desde recién nacido hasta los 13.6 kg. Además cuenta con un práctico cambiador y organizador que te facilitará el cambio de pañal.

Retira de la cuna toallas, almohadas, mantas, listones. Ello incluye cualquier objeto que pueda incrementar el riesgo de estrangulamiento, o bien que pueda cubrir su cara o cabeza. Entre estos objetos se encuentran los monitores de sueño con cables. También evita arroparlo en exceso. Una capa de ropa adicional a la que tú te pones, es más que suficiente para que duerma plácidamente.

Dale un chupón antes de dormir. No importa que se le caiga de la boca cuando se quede dormido. No coloques ningún listón o amarre en el chupón, pues éste podría atorarse en su cuello. Te recomendamos el chupón ortodóntico de silicón Chupón Cristal de Evenflo, con punta cómoda y suave.

Amamanta a tu pequeño. Al fomentar la lactancia, disminuyes el riesgo de muerte de cuna.

Evita superficies blandas para recostar a tu bebé. Nuevamente, una cuna segura es la mejor opción porque tendrá un colchón firme. Evita dormirlo sobre sillones, cojines grandes o camas acolchadas. ¿Qué tal te parecen las sugerencias de la Asociación Americana de Pediatría? Con estas acciones cuidas a tu pequeño y ambos tienen un sueño plácido y seguro.

 

Fuentes

  •  https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/sleep/Paginas/preventing-sids.aspx

También te puede interesar