ARTÍCULOS

ARTÍCULOS

Salud

dolor durante la lactancia

Masajes para aliviar el dolor de senos durante la lactancia

Al comenzar a amamantar, es normal sentir inflamados los senos debido a la subida de la leche. Mientras amamantas a tu bebé, el dolor disminuirá pero para ayudar a que este dolor sea menor, es de utilidad seguir algunas pautas como amamantar a tu bebé con más frecuencia, extraer leche y realizar masajes en pecho y espalda. A continuación te explicamos algunas pautas para realizar estos masajes:

Masajes de espalda. Necesitarás ayuda de alguien quien frote tu espalda mientras te encuentras sentada y recargando los brazos sobre una mesa. El masaje en espalda debe realizarse de arriba hacia abajo, iniciando en el cuello hasta los omoplatos, y siguiendo hasta la espalda baja. El masaje debe realizarse utilizando ambos pulgares o bien, las manos en puño, mientras se ejerce una suave presión que inicia cerca de la columna, y continúa hasta llegar a los lados de la espalda.

Masaje de movimientos circulares. Utiliza tres o cuatro dedos para realizar suave presión de la mama, yendo de la parte más externa del seno hasta llegar al pezón. El recorrido deberá realizarse en círculos concéntricos al pezón y los movimientos de tus dedos también deben mantener un sentido circular; como un planeta que gira mientras rodea al sol, aunque en este caso el papel del sol lo tiene tu areola.

Movimientos lineales. Para este ejercicio necesitarás utilizar la palma de tu mano. Esta se desplazará ejerciendo suave presión desde el exterior de tu seno, hasta llegar a la areola. Una vez realizado, repite el movimiento en el sentido de las manecillas del reloj hasta cubrir toda la circunferencia de la mama.

Masajes para extracción de leche. Coloca tu dedo pulgar (sobre la aréola) y el índice (por debajo), detrás de la aréola. Realiza un masaje suave apoyando horizontalmente hacia la caja torácica para exprimir la leche. Una vez que la leche sale, busca que tus dedos pulgar e índice presionen hacia delante, lo cual ayuda a que tus senos se vacíen. Esta presión debe continuarse siguiendo el sentido de las manecillas del reloj hasta cubrir todo el seno y haber retirado completamente la leche. Esta leche puedes almacenarla en Bolsas de leche Advanced by Evenflo, con cierre hermético tipo zip y área para escribir la fecha de extracción, y utilizarla posteriormente para alimentar a tu bebé.

Puedes realizar los masajes mediante toques delicados de las yemas de los dedos, o bien utilizando un peine. Se recomienda realizar los masajes durante 2 a 3 minutos, salvo en aquellas ocasiones en las que se busque extraer la leche. En tal caso, lo recomendable es realizarlo hasta extraer la mayor cantidad de la misma. Después del masaje puedes aplicar compresa húmeda y tíbia sobre tu pecho y mantenerte relajada.

Así que manos a la obra y ¡no más dolor! Cuéntanos cómo te va con estas pautas y comparte con aquellas mamás que puedan beneficiarse de estos masajes.

 Fuentes:

Rigourd V, Nicloux M, Hovanishian S, Giuséppi A, Hachem T, Assaf Z, et al. Consejos para la lactancia materna. EMC - Tratado de medicina 2015;19(3):1-11 [Artículo E – 8-0415]. Elsevier Masson.

Organización Mundial de la Salud y UNICEF (1998) Consejería en Lactancia Materna: Curso de Capacitación. Nueva York EUA.

También te puede interesar