Log Evenflo
  
  
  

Desarrollo

Hitos del desarrollo motor de mi bebé en el primer año de vida

Hitos del desarrollo motor de mi bebé en el primer año de vida

Conforme crece, tu bebé conoce los movimientos que es capaz de realizar. Su desarrollo motor le permitirá lograr acciones cada vez más complejas. El control de estas acciones tiene un orden, iniciando en la cabeza y recorriendo el cuerpo hasta lograr el control de los pies. Este orden es conocido como céfalo-caudal y es posible observarlo a partir de acciones que los bebés logran realizar en el primer año de vida. Aquí te contamos cuáles son estos movimientos:

• Levanta solo su cabeza. Al nacer, los bebés no logran sostener el peso de su cabeza, y es necesario que al cargarlo, cuides que su cabecita no se vaya de lado. Puedes ayudar a tu bebé a lograrlo utilizando el Ejercitador Evenflo®, con el cual fomentarás su interés por las divertidas figuras que se encuentran frente a él, mientras está acostado boca arriba.
• Se sienta en posición de ranita. Además del control de su cabeza, en este momento los bebés ya podrán controlar el movimiento de hombros. Aún no lograrán sostener por completo su tronco, por lo que se ayudará de las manos para cargar su cuerpo. Puedes fomentar esta postura colocando una almohada para que apoye el tronco y los brazos descansen. Así también ejercita el control de la postura de la espalda.
• Se sienta solo. Ya no necesita recargarse en una almohada ni apoyarse de las manos. Estas se liberan para utilizarlas con otro nuevo fin: desplazarse. Este es el momento de ayudarlo a sostenerse en cuatro puntos, es decir, sobre las rodillas y las manos. Así es como ayudarás a que sus piernas se fortalezcan.
• Gatea. Manos y pies entran en acción para que tu bebé se dirija hacia ti o a juguetes de su interés. Para fomentar el gateo es recomendable vestir a tu bebé para la ocasión. Evita vestidos largos en niñas, aunque se verán muy lindas, pueden atorarse al momento en que deseen gatear. Es recomendable que le permitas utilizar pantalones cómodos o bien que gateen en pañales en superficies cuyas texturas quieras que tu bebé explore.
• Se para solito. Llegará el momento en que logre sostenerse en sus piernas, pero para mantener el equilibrio, necesitará sostenerse con sus manos. Es común que se sostengan de la cuna mientras están de pie, por lo cual es importante que cuenten con una cuna estable en la cual se mantenga seguro, como las cunas Evenflo®, las cuales también puedes llevar a diferentes espacios dentro y fuera de la casa para estar atenta a los movimientos de tu bebé.
• Logra caminar. Algunos bebés caminan lateralmente, apoyándose con las manos de una mesa o un sillón. Algunos otros ya darán sus primeros pasos. En ambos casos puedes ayudarlos separando suavemente las piernas para que mantengan un ángulo amplio al caminar. Esto les permitirá tener mayor estabilidad en cada paso.

Siempre debes recordar que cada bebé tiene un ritmo de desarrollo distinto. Antes de comparar los logros de tu chiquitín con los de otros pequeños, recuerda que es el pediatra quien te indicará si tu bebé se encuentra dentro del rango de desarrollo esperado para su edad. Algunos tardarán un poco más en lograr estos movimientos, un ejemplo claro son los bebés prematuros, en quienes es probable que tarden un poco más en controlar los movimientos de su cuerpo.

Fuentes:
• Abbott, A. & Bartlett, D. (2001). Infant Motor Development and Equipment use in Home. Child: care and development. 27: 295-306.
• Olhweiller, L., Silva, A., Rotta, N. (2002). Estudio del desarrollo psicomotor en pacientes prematuros durante el primer año de vida. Revista de Neurología. 35 (8): 727-730.

También te puede interesar