Log Evenflo
  
  
  

Desarrollo

Estimulación sensorial en el desarrollo del habla

Estimulación sensorial en el desarrollo del habla

Aprender a hablar es una tarea para la cual tu bebé se beneficiará de tu enseñanza. Adquirir este conocimiento requerirá que realicen diferentes acciones que le facilitarán comprender significados y posteriormente comunicarse, entre ellas la estimulación sensorial. Ésta es muy importante para que comprenda el lenguaje y lo pueda expresar.

Para aprender a hablar, tu bebé necesitará aprender que los sonidos se asocian con otros estímulos. Por ejemplo, la onomatopeya glu-glu que utilizamos para indicar que alguien toma un líquido, es un sonido que tu bebé asociará con el olor y textura de las bebidas que acostumbra beber. Así también lo asociará con objetos como el biberón o el vaso entrenador, en los cuales se encuentra contenido el líquido y posteriormente, lo asociará la sensación de movimiento que sus manos tienen al sostener estos recipientes. Así es como varias sensaciones: olor, textura, sonido (gluglú)  y la percepción visual del biberón o vaso, se unifican para que tu bebé evoque todas estas sensaciones cuando escucha decir “glu-glu”, facilitando la comprensión de aquello a lo que el adulto le quiere decir.

Lo mismo ocurre con las palabras. En el primer año, quizá sólo lo escuches decir palabras en las que se repite la misma sílaba, por ejemplo: mamá, papá, bebé o bibi para pedir leche. Sin embargo el hecho de que aún no puedan pronunciar palabras más complejas no significa que no las entiendan. Puedes estimular este aprendizaje en todo momento. La hora de la comida es un excelente momento para estimular el lenguaje, pues puede experimentar diferentes sabores y realizar acciones distintas con la comida. Si le preparaste una papilla de durazno, permítele tocar esta fruta y olerla antes de su preparación, así reconocerá su olor y textura. Con la papilla conocerá el olor y finalmente, repítele el nombre de esta fruta para que se acostumbre al sonido con el cual denominas dicha fruta.

Durante la comida puedes asociar acciones con sonidos. Inicialmente será más fácil para tu bebé aprender las onomatopeyas, es decir, el gluglú al beber, ham-ham cuando utilizas la cuchara para darle de comer, yomi-yomi para indicar que algo sabe muy rico. Es importante que realices estas acciones mientras te ve comer y también cuando él es quien come. También pueden fingir que alguno de los dos come. Recuerda que siempre es recomendable utilizar cucharas, platos y vasos entrenadores para bebés, cuyo tamaño sea adecuado a la cavidad bucal de tu pequeño. En la línea de productos de alimentación de Evenflo®, podrás encontrar excelentes opciones para alimentar a tu bebé.

Además, el uso de cucharas, platos y vasos, también le permitirán ejercitar músculos de la boca que necesitará controlar para poder hablar. Por ejemplo podrá aprender a presionar con fuerza los labios para barrer la cuchara, o mover la lengua para pasar las papillas. Estos movimientos le ayudarán a ejercitar la sensación de movimiento y en otro momento podrá notar que puede dar variaciones al sonido de su voz, al cambiar los labios o la lengua de lugar.

Fuente:
• Passa D, Carrasco AD, Galán LD, Legido SF, Del Río DI, Astorga RJ, López MJ, González AJ, Mendoza RM, Gálvez CM, Jiménez GM, Hernández GM, Romero LR, Jurado RT (2005) Propuesta de actividades para la estimulación del Lenguale Oral en la Educación Infantil. Editado por Consejería de Educación Dirección General de Participación y Solidaridad en la Educación de la Junta de Andalucía Andalucía. ISBN 84-689-1054-8

También te puede interesar