ARTÍCULOS

ARTÍCULOS

Mamá y Papá

juega con tu bebé

Dónde jugar con tu bebé

Ahora que tu bebé se encuentra en casa, seguramente mueres por jugar con él y compartir momentos que puedan fomentar el vínculo padre e hijo. Es importante tomar en cuenta la edad de tu bebé para poder realizar y optar por determinadas actividades que ayudaran a sacarle una sonrisa y agradables momentos.

A los 3 meses:
Tu bebé estará acostado la mayor parte del tiempo en su cuna, entonces, ¿cómo puedes relacionarte con él y pasarlo bien?
La mejor manera de divertirse es captar sus sentidos: el tacto, la vista (recuerda que tu bebé únicamente percibe los objetos que tiene enfrente), el olfato y el oído; por ahora dejemos a un lado el gusto. Al final de sus primeros tres meses, podrá extender los brazos y tratar de agarrar objetos y quedará fascinado por los sonidos, los olores y las formas.

De los 4 a los 6 meses:
Puedes aprovechar y dar un agradable paseo por el parque. Procura llevar a tu bebé en una carriola segura, acorde a su edad, en la que vaya cómodo y pueda disfrutar de la vista. Puedes llevar contigo unas burbujas y hacerlas durante el recorrido, seguramente más niños se acercarán y eso atraerá la atención de tu bebé ya que ellos siempre las  encuentran  fascinantes.
Tu pequeño disfrutará que lo subas en tus rodillas y le cantes o le muestres objetos alrededor del parque. También tendrá mayor capacidad de respuesta, haciendo ruidos y buscando tus ojos.
Ahora es lo bastante grande como para tener un sentido de expectativa. Y ningún bebé puede resistirse cuando viene mamá y lo amenaza en tono de juego con darle abrazos, besos o cosquillas.

De los 7 a los 9 meses:
Un cuarto de juegos es una increíble oportunidad para comenzar a involucrarlo en su propio espacio, donde podrá divertirse y conocer nuevos objetos y formas. Si aún no existe el cuarto de juegos, ayúdalo dándole objetos que hagan sonidos interesantes como recipientes vacíos, cucharas de metal o campanas.
Tu bebé también comienza a entender que cuando un objeto desaparece, no ha desaparecido del mundo. De este descubrimiento surgen juegos que los bebés adoran como el de "¿Dónde está?, ¡Acá está!", puedes intentar esta acción con su biberón, chupón, mordedera o algún juguete.

De los 10 a los 12 meses:
La alberca de pelotas, bajo supervisión, es una gran opción. A esta edad a tu bebé le gustará ejercitar la motricidad fina, como por ejemplo, juguetear con la etiqueta de tu camisa o las páginas de un libro, le encantará apilar y ordenar objetos, como también llenarlos y vaciarlos.
Salir con él al jardín o llevarlo a dar un paseo junto a los juegos del parque, le fascinará. Puedes llevar contigo una caja de plástico o incluso de zapatos, que sea fácil de abrir y mostrarle cómo poner y sacar cosas de ella, esto lo ayudará a concentrarse en su propio juego en compañía de otras personas.
Diviértanse durante el baño, dale un par de recipientes donde pueda vaciar el agua. A esta edad tu bebé ya no se conforma con sentarse en la tina y que lo bañen, sino que busca pararse, salpicar, agarrar tu cabello, tocar la cortina del baño, entre muchas otras cosas. Recuerda que la supervisión es muy importante.
En casa, si tu bebé ya comienza a gatear, el juego de los obstáculos es divertido para ello. Intenta poner almohadas, juguetes, cuerdas, etc. de tal forma que se simule un caminito.

Fuentes:
• UNICEF. (2017). Juego y aprendizaje. enero, 2018, de UNICEF México Sitio web: http://desarrolloinfantiltemprano.mx/juego-y-aprendizaje-2/
• Contenidos adaptados de la Organización Mundial de la Salud, OMS. Autores: Helander E, Mendis P, Nelson G, Geordt A (1989) Sitio Web: http://files.unicef.org
• Joyce Lollar. (2016). Estimula el desarrollo de tu bebé. enero 2018, de BabyCenter en Español Sitio web: https://espanol.babycenter.com

También te puede interesar